¿Qué es el Diseño Industrial?

Desde el punto de vista jurídico, un diseño industrial constituye el aspecto ornamental o estético de un artículo.

Un Diseño Industrial otorga a su titular un derecho exclusivo (a utilizarlo y a prohibir su utilización por terceros sin su consentimiento), sobre la apariencia de la totalidad o de una parte de un producto, que se derive de las características de, en particular, las líneas, contornos, colores, forma, textura o materiales del producto en sí o de su ornamentación.

Un diseño puede consistir en rasgos tridimensionales, como la forma de un artículo o de un personaje de ficción, o en rasgos bidimensionales, como motivos, líneas o colores

Para que una creación pueda ser protegida bajo esta modalidad es necesario que resulte nueva y también singular, lo que implica que la impresión general causada al usuario debe ser diferente a la impresión causada por otros diseños previos.

La duración de esta protección será de un total de 25 años desde la fecha de su solicitud, si bien será necesario renovarla cada 5 años para que siga vigente.

Un solo diseño puede incluir hasta 50 variantes, por lo que puede resultar una muy buena modalidad de protección para determinados productos.

¿Qué ventajas puedo obtener al registrar un diseño industrial?

Un diseño industrial juega 3 papeles fundamentales:

  1. Hace más atractivos los productos de una empresa
  2. Valoriza el patrimonio empresarial
  3. Hace que la empresa sea más competitiva

Por esto, es muy importante proteger el aspecto estético de los productos de eventuales imitaciones: para evitar la copia no autorizada o imitación del diseño por parte de terceros la manera más eficaz es registrar el diseño industrial. El registro del diseño confiere a su titular el derecho exclusivo de utilizarlo y de impedir que terceros lo utilicen sin su consentimiento, y que consiste en fabricar, ofrecer, vender, importar o exportar un producto en el que el diseño es incorporado o al que se aplica.

¿Qué es registrable cómo diseño industrial?

Los 2 requisitos principales que se deben cumplir para registrar un diseño industrial en España son:

  1. NOVEDAD: se considera que un diseño es nuevo si no se ha hecho público ningún otro diseño idéntico antes de la fecha de presentación de la solicitud de registro
  2. CARÁCTER SINGULAR: que supone que la impresión que produce en un usuario informado difiere de la impresión general que haya producido entre otros diseños anteriores.

Cabe destacar que NO son registrables como diseños industriales: los que son contrarios al orden público, símbolos o emblemas oficiales y los que responden sólo a una función técnica.

Ventajas de Registrar un “Diseño Industrial”

 Dº exclusivo de uso y explotación en el territorio protegido

 Posibilidad de vender o licenciar tu diseño

 Protección durante 25 años de tu derecho exclusivo

 Ventaja competitiva en el mercado

 Aportación de valor a la empresa como activo intangible

 Rentabilización de esfuerzos en I+D

 En un solo expediente puedes incluir hasta 50 variantes

Renovacion de Marca
Renovacion de Marca
¿Qué gano al registrar mi marca?
4.5 (90%) 4 votes