¿Qué es el Diseño Industrial?

Conviene asegurarse de que su Diseño Industrial no se ha inscrito anteriormente en el Registro de Diseños. Para ello puede consultar la Base de Datos INVENES (Diseños Industriales) en la página web de este Organismo. Si considera que su diseño es nuevo, bastará que lea con atención las instrucciones que al respecto contiene el “Manual del Solicitante de Diseños Industriales” y el “Ejemplo de solicitud de Diseño Industrial” que se encuentran en el apartado “Durante la solicitud”. Se debe aclarar que se entiende por diseño industrial todo tipo de innovación formal referida a las características de apariencia del producto o de su ornamentación. Es decir, todo objeto que pueda servir de tipo para la fabricación de un producto y que pueda describirse por su estructura, configuración, ornamentación o representación. Una vez aclarado que el diseño industrial registrado en España es la figura idónea para dar protección a la creación hay que preparar correctamente una solicitud ante la Oficina Española de Patentes y Marcas. Rellenarla implica cierto conocimiento específico y tiempo, especialmente para preparar correctamente las imágenes o figuras que la completan y elegir las mejores vistas y detalles que mejor definan al diseño.

 

¿Qué ventajas puedo obtener al registrar un diseño industrial?

 

Un diseño industrial juega 3 papeles fundamentales:

  1. Hace más atractivos los productos de una empresa
  2. Valoriza el patrimonio empresarial
  3. Hace que la empresa sea más competitiva

Por esto, es muy importante proteger el aspecto estético de los productos de eventuales imitaciones: para evitar la copia no autorizada o imitación del diseño por parte de terceros la manera más eficaz es registrar el diseño industrial. El registro del diseño confiere a su titular el derecho exclusivo de utilizarlo y de impedir que terceros lo utilicen sin su consentimiento, y que consiste en fabricar, ofrecer, vender, importar o exportar un producto en el que el diseño es incorporado o al que se aplica.

 

¿Qué es registrable cómo diseño industrial?

 

Los 2 requisitos principales que se deben cumplir para registrar un diseño industrial en España son:

  1. NOVEDAD: se considera que un diseño es nuevo si no se ha hecho público ningún otro diseño idéntico antes de la fecha de presentación de la solicitud de registro
  2. CARÁCTER SINGULAR: que supone que la impresión que produce en un usuario informado difiere de la impresión general que haya producido entre otros diseños anteriores.

Cabe destacar que NO son registrables como diseños industriales: los que son contrarios al orden público, símbolos o emblemas oficiales y los que responden sólo a una función técnica.

Ventajas de Registrar un “Diseño Industrial”

 Dº exclusivo de uso y explotación en el territorio protegido

 Posibilidad de vender o licenciar tu diseño

 Protección durante 25 años de tu derecho exclusivo

 Ventaja competitiva en el mercado

 Aportación de valor a la empresa como activo intangible

 Rentabilización de esfuerzos en I+D

 En un solo expediente puedes incluir hasta 50 variantes